La leyenda

Tara Brooch es el nombre de un broche considerado el más bello jamás encontrado en Irlanda.

Fue hecho alrededor del año 700 después de Cristo y muestra los conocimientos más avanzados de joyería y carpintería de su época.

Según la tradición irlandesa, a diferencia de otras piezas de metal, los broches se hacían con materiales preciosos y raros como la plata y el oro. Los broches como el de Tara fueron hechos para mostrar estatus y gracias a que cada broche era diferente, eran también un expresión personal de quién lo use.

Desde 1872, el broche se encuentra en manos de la Academia Irlandesa Real.

Así como el broche antiguo, la Joyería Tara Brooch se encuentra a la vanguardia del diseño y busca hacer de cada pieza una expresión personal de quién la porte.